CITAS: OSCAR WILDE, EL RETRATO DE DORIAN GRAY

Eso le había estremecido entonces y ahora, mientras contemplaba la sombra de su propia belleza, sus palabras se habían hecho tremendamente reales. 

Todo lo que realmente está demostrado es que nuestro porvenir podrá ser lo mismo que nuestro pasado, y que el pecado que cometemos una vez con asco lo cometemos después muchas veces con alegría. 

A Dorian Gray le había envenenado un libro. Había instantes en que veía el mal como un simple medio a través del que uno puede hacer realidad su concepción de la belleza. 

Podía Matar el pasado y, cuando estuviese muerto, sería libre. Podía matar su monstruosa alma viviente y, sin su influencia, alcanzaría la paz. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s