PASOS EN LA NOCHE

Camino a su casa después del trabajo la chica aceleraba sus pasos; el resonar de sus tacones en el suelo perforaba el profundo silencio de la noche. Cinco calles la separaba de casa, así que creía nada podía sucederle. La elegante chaqueta, el perfume caro y bolso de marca no concordaban con los austeros y oscuros recovecos por donde iba.

Justo dos calles antes de llegar a la puerta de su casa, escuchó los pasos de alguien detrás de ella. El seco sonido o algo en el aire la hizo estremecerse de miedo y mirar alrededor sin atreverse a voltear. Siguió su curso preparada para que la asaltaran sin embargo no sucedió. El miedo la acompañó cada paso hasta abrir su puerta donde una brisa la llenó de calidez y esperanza. Los pasos se desvanecieron sin haber visto a nadie. La chica nunca supo si la compañía fue buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s